La idea está, pero ¿cómo empezar?

 

Probablemente esta sea la frase más repetida en el mundo entero, en algún momento de nuestras vidas… quizás ya lo hayas hecho o lo harás.
Sin mucha experiencia, respondí a esa pregunta con otra pregunta: “¿qué es lo que más amas hacer en la vida?”
Pero para ser sinceros, 8 meses antes de desarrollar este proyecto de Siete Letras, en el mundo del emprendimiento social, yo contaba con una idea principal con la que quería comenzar: sin expectativas, sin mucha visión; yo solo quería contar historias, yo solo quería que las personas conocieran a otras sin conocerse en persona, pero sí con lo que llevan en el alma.

¿Empezar? Pues, con inseguridades, quizás, hasta que alguien, una buena persona, te da una palmadita en la espalda y te dice: “¿Eso quieres? Entonces hazlo”… y lo hice.

¿Cuál fue el resultado? “Que una cosa lleva a la otra”, así de simple pero complejo. El 14 de febrero de 2019 comenzó ese juego de historias por el mundo. En julio y agosto me fui de misiones, soy misionera católica, y empezó la inquietud de querer hacer algo más. Septiembre de preguntas y reuniones. 7 de enero de 2020 inicio de un proyecto dentro de Siete Letras que cambiaría todo, empezando por mí.

La columna vertebral de este proyecto es lo social, y si sentimos que nos desviamos, volvemos a la raíz: lo social. Ayudar más y mejor. “Amar más y mejor”, como decía San Agustín, en todo el proceso, en todos los detalles, en su inicio y continuación.

Mi nombre tiene siete letras, soy la mayor de mis hermanos, y me pasan dos cosas muy a menudo: sufro cuando veo a alguien que la pasa mal y soy la más feliz cuando puedo ayudar a alguien más. Y es que, ¿de qué sirve la vida si solo nos miramos a nosotros mismos? Es una pieza fundamental cuando una persona trabaja la empatía y se solidariza con el de al lado.

Te has preguntado, ¿cómo puedo aportar al mundo? No te puedo mentir que eso queremos, pero para ser realistas debemos comenzar de uno en uno, de corazón a corazón. Eso nos hace más humanos, desprendidos, solidarios y más empáticos con la sociedad. Entonces, ¿cuál es la respuesta a “qué es lo que más amas en el mundo”? Esta respuesta cada uno lo lleva en su corazón, cada uno sabe su anhelo, cada uno sabe que es lo que te hace más feliz en el mundo. Siempre es para algo bueno, y si es bueno, viene de Dios.
Quizás todavía no sabes bien cómo empezar, así que puedes comenzar de la mano de nosotros y ser parte de este proyecto. Estas libretas que te presentamos son para que escribas tu historia, esa respuesta de la que tanto hablamos y así poder comenzar a hacer un aporte en la sociedad confiando en nosotros. Tu historia comienza a cambiar historias.

Nuestro objetivo es ser parte de los colaboradores de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, específicamente el ODS número 4: Educación de calidad. El poder ayudar a que más niños y jóvenes en el mundo, puedan continuar con sus estudios, es brindar una oportunidad de desarrollo integral para estos futuros líderes en su entorno, en su país y en el mundo… y tú puedes ser parte de esto ¡Ayudamos a comunidades, quizás te unas!